Bienvenidos al blog de la readvolution

Bienvenidos al blog de la readvolution

miércoles, 23 de abril de 2014

Primer amor



¿Cómo empezar esta carta? Dirás tú, ¡por el principio! Pero, ¿dónde está el principio de nuestro amor? Reconozco mi frivolidad. En un primer momento me atrajo tu físico porque yo no sabía aún ver, solo miraba y me embelesaba y te repasaba de arriba abajo con dedos temblorosos. Más tarde, cuando ya si sabía ver, me atrajo tu capacidad de seducción. Eras incansable en tus mañas,  me atraías y me empujabas a la vorágine y nunca me saciaba de ti. Pasaron los años y el reino de ti se hizo cada vez más enigmático. Podías ser breve o muy enrevesado, prístino o cavernoso como una noche sin luna, riente  o desolado, lacónico o explicativo al modo de un profesor vocacional. Prendida en tu red de misterios, acudía a ti día y noche buscando respuestas y solo encontraba nuevas preguntas para seguir enganchada a ese amor que no me soltaba ni un instante. Nuestras citas se alargaban y buscaban cualquier pretexto para prolongarse en el espacio y el tiempo. Perdía las ganas de comer, de salir, de tener cosas, de no estar cerca de ti. ¿Imaginas el desconcierto de reconocerme una adicta? Dependía de ti para vivir y eso me alarmó. ¿Así de incondicional era mi pasión? ¿Moriría devorada por tus largas lianas?
 Bien pronto descubrí que no era tu única dueña, además de compartirte no me quedó otro remedio que abrirme a tu insondable naturaleza y reconocer mi papel de hurí de un vasto harén de enamorados y enamoradas.
Ahora mi secreto ya no es secreto. Desde que decidí públicamente declararme, he conseguido eso tan gozoso que es hablar de ti a todas horas con quien me comprende porque comparte la pasión de mi fervor incondicional. Ellos también te aman. 

¡Querido libro, mi primer amor! Te amo desde niña. Desde aquel lejano día que te posaste en mis manos, grande y enigmático, disfrazado de cuento de hadas, posesión de la infancia de mi madre, te he querido. Has sido mi primer amor y serás siempre el compañero inseparable de mi viaje por este mundo, que dicen los físicos está formado por vacíos.
Si hay millones de vacíos en cada uno de nosotros tú eres la luz zigzagueante que se cuela como la cola de un  cometa por cualquier intersticio de mi mente. 
¡Gracias por existir! Y aunque a veces te retire de mi mesilla, enfadada por tu aspecto o por tus palabras torpes o por lo flojo que te has vuelto, siempre vuelvo a ti, siempre te doy una nueva oportunidad porque debajo de esos ropajes, adivino disfraces. Desde que el primer vacío que dicen que somos escribió unas frases y se las pasó a otro vacío, el virus se propagó. Y ya no hubo remedio. Inoculados por tu veneno, querido libro, somos legión los que nos reconocemos amantes incondicionales. 
Déjame hoy individualizar mi amor, porque yo siento que soy única para ti. Siempre tuya, 


Cecilia 

3 comentarios:

Ricardo Arias dijo...

Un enamoramiento fértil y gozoso.

Cecillia Monllor dijo...

E inagotable, Ricardo. Gracias por tu comentario

Anónimo dijo...

I comment whenever I appreciate a article on a website
or if I have something to contribute to the conversation. It is caused by the sincerness displayed in the post
I browsed. And after this post "Primer amor". I was actually
excited enough to leave a commenta response ;) I actually do have 2 questions for you if it's okay.
Is it only me or do some of the comments look like written by
brain dead individuals? :-P And, if you are posting on other online sites, I'd like to follow
you. Would you list the complete urls of all your shared pages like
your linkedin profile, Facebook page or twitter feed?


Here is my weblog :: scentsy team