Bienvenidos al blog de la readvolution

Bienvenidos al blog de la readvolution

martes, 16 de abril de 2013

Criterios para rentabilizar la lectura


Convertirse en un experto/a en rentabilidad lectora no es tan difícil. Sólo requiere práctica: alrededor de 10.000 horas de lectura aproximadamente (según Malcolm Gladwell), aunque el autor de "Fueras de serie"  no aplica el concepto específicamente a los libros sino que lo hace extensivo a  cualquier destreza. Este es el número de horas promedio para pasar de aprendiz a experto.

Cuando hayas dedicado tantas horas de tu vida a la lectura no te hará falta ningún consejo adicional. Sencillamente sabrás si tu desembolso (contabilizado en dinero y tiempo) te ha resultado rentable. Pero si todavía estás en la fase de iniciación, este truco te servirá para practicar. Es sencillo: cuantifica el resultado obtenido puntuando tres aspectos de la lectura:

-La dilatación de pecho que te ha producido (los libros excelentes provocan júbilo)

-Las ideas que ha sembrado en tu mente (los libros maravillosos producen revelaciones transformadoras. Uno ya no "se siente la misma persona" después de haber leído la obra)

-La elevación de sentimientos que ha disparado (los libros de primera división  te hacen ser mejor o querer serlo)

Omito el factor entretenimiento porque un libro puede entretenerte mucho pero no ser rentable desde el punto de vista de la inversión. Y eso sólo se aprende después de las 10.000 horas de marras. Antes de ser un lince en estas lides,  uno piensa que un libro entretenido es una gran inversión; pero se da el caso de que los libros 10 siempre son entretenidos, provocan estado de flujo y conforman un excelente fondo de armario en obras de arte.

En resumen: elige como lectura libros que te mejoren, que expandan tu comprensión del mundo y que te hagan sentir como Santa Teresa en su famoso éxtasis místico, o sea en el séptimo cielo. Inversión redonda.  

Y lo más importante: decide tú cuáles son esos libros 10 para ti, aunque no lo sean para nadie más. Sólo se trata de ser experto en uno mismo.

2 comentarios:

loquemeahorro dijo...

Yo levito cuando leo algunas cosas de Galdós, y con Twain, hay una cierta sensación de que mi pecho se ensancha y mi alma vuela más ligera.

Por decir a alguien que no naciera en el XIX: Gordon Reece, el de La Ratonera, también me ha producido extrañas reacciones bioquímicas.

Compañía de Libros dijo...

Qué buen gusto Loque. Yo levito con algunos libros especialmente con Tolstoi y la muerte de Ivan Illych me parece una joya. La leo, la leo y empiezo a entender muchos aspectos de la vida que de otra forma no sabría ponerle palabras.
Comparto tu afición Twanesiana. Este autor me produce una ligereza alegre.