Bienvenidos al blog de la readvolution

Bienvenidos al blog de la readvolution

martes, 27 de septiembre de 2011

Inventar la pólvora: sobre el apadrinamiento de libros

Uno siempre piensa, cuando se le ocurre algo que considera original, que ha inventado la pólvora. Hace algunos años a vueltas con los libros difíciles que caían por la editorial Primerapersona www.primerapersona.com (entonces aún publicábamos narrativa para adultos) se me ocurrió que podíamos proponer a los lectores que apadrinaran un libro. No valía uno cualquiera sino uno que les convenciera de verdad para que se involucraran en su camino hacia el mundo. La idea me encantaba porque yo misma hubiera apadrinado varios. Incluso se lo conté al editor de Libros del Asteroide un día que estuvo de paso por Galicia. Como me encanta Libros del Asteroide me habría sentido honrada en ser madrina de algunos de sus títulos: Una temporada para silbar, El pájaro espectador, Cuatro hermanas, El vaso de plata, El quinto en discordia..., por ejemplo. Por supuesto escribí de pé a pa el desarrollo del proyecto y me sentí muy feliz por haber alumbrado una idea tan estupenda que no había visto recogida en ninguna parte. ¿Significa eso que sea mía? Por supuesto que no. Aunque tengamos muchas veces el falso orgullo de creer que hemos inventado el mundo, de hecho no lo hemos inventado. Siempre hay alguien que también piensa así, que tiene el embrión en su cabeza, que no te conoce, que no te copia, que no sabe lo que tú estás pensando, pero que antes, durante o después, básicamente está pensando lo mismo que tú. Con un matiz o sin él, pero hermanado por la misma "originalidad". Así que esta noche leo: http://www.estandarte.com/noticias/editoriales/la-nueva-editorial-modernito-books-apadrina-un-modernito_783.html "Nace Modernito Books: Apadrina un modernito. Ayúdales a despegar participando en su campaña de crowdfunding". Y aunque no tenía la menor idea de lo que era eso del crowdfunding, pensé: he aquí mi maravillosa idea que otros locos de los libros han recogido. Quizás los empresarios puedan reconducir el tema pero estoy segura que ciertos editores (entre los que me incluyo) sólo podemos soñar en voz alta. ¿Qué libro apadrinarías si tuvieras oportunidad?

4 comentarios:

loquemeahorro dijo...

Pues yo, uno de los que has dicho: "Cuatro hermanas".

Estoy deseando leer "Una temporada para silbar".

Ah, se me ocurren unos libros cubanos muy poco conocidos (por lo menos en España) que me gustaría que conociera el mundo:
- Maria Virginia está de vacaciones
- Tres

Y para seguir con libros medicina: La Tia Mame y Papaíto Piernas Largas

(soy más tierna que Heidi)

Compañía de Libros dijo...

Loque: me has hecho muy feliz con tus apadrinamientos porque no he leído ninguno, salvo el que coincidimos como almas gemelas. Y la verdad es que te tengo fe. Por cierto, la literatura cubana la tenemos muy arrinconada y ya hablamos en su día de lo que nos había gustado ese culebrón realista y decimonónico que es Cecilia Valdés. ¡Ay cuanto disfrute, Dios mío! Gracias por los títulos.

oesido dijo...

Yo que me quedo en mi territorio favorito, que es la infancia. Salvaría los libros de Guillermo Brown de Richmal Cromptom. Todo lo que un hombre en ciernes debe saber para llegar a ser un miserable rufián se encuentra en esos libros y ¿hay más altas metas?

Compañía de Libros dijo...

Oe, haber más altas metas las hay ¿eh? pero esto de aprender desde pequeño a rufianear no está mal...
No he leído a Guillermo Brown, pero me llama la atención que otro amigo, más o menos de tu quinta, un día hablando de los imprescindibles me dio las mismas razones. De lo que deduzco que una generación de austrolopitecus nos hemos criado con estos "altos ideales".