Bienvenidos al blog de la readvolution

Bienvenidos al blog de la readvolution

lunes, 4 de julio de 2011

Largos veranos de anarquía lectora


El verano lo hemos asociado a la abundancia de tiempo. Es una asociación de la infancia, realmente, porque en la vida adulta los tiempos muertos se acaban, salvo para un puñado de privilegiados (no hablo de dinero sino de riqueza en horas).Cuando yo era púber y nos trasladamos a la playa para consumir el verano, todos los lectores de la familia nos lanzábamos sobre lo que había por en medio: Las novelas de Agatha Christie, los volúmenes de teatro de los Álvarez Quintero, el Buenos días tristeza, que lo debí de leer seis veranos consecutivos, Ada o el ardor que le apasionaba a mi hermana, la muerte de Artemio Cruz en la mesilla de mi madre.Aquello sí que era una auténtica anarquía lectora, feliz, a salvo de cualquier criterio, excepto por el hecho de que se lo pasábamos al siguiente con opinión incluida: trístísimo, un tostón, averiguas enseguida quién es el asesino, lo voy a volver a leer, Bah es medianillo....
En recuerdo de aquellos años irrecuperables sigo leyendo a mi antojo, sin modas, sin orden ninguno, por pura alegría. Tengo la suerte de recibir muchos libros de los editores para que los recomiende a los lectores. Los leo cuando intuyo que ha llegado su momento y trato de devolverle al editor la confianza que ha depositado en mi criterio. Así que unos meses después de haber recibido, hace ya algún tiempo, Cuatro Hermanas de Jetta Carleton, en el sopor del verano, me sentí atraída hacia el libro y empecé: "mi padre poseía una granja en el lado occidental del Misuri..." hasta que terminé: "levantó los ojos para mirar al cielo limpio y despejado. Gracias -dijo- y se fue a casa a desayunar". Entre medias 412 páginas con todo lo que le pido a la literatura. Los que amamos leer sabemos que siempre, en todas las edades, en todas las estaciones, en todos los momentos de la vida, existe el verano de nuestros libros, el que nos hace sentir más cerca de quien fuimos y más tranquilos por quiénes seremos. Cada verano aparece un libro que se queda contigo y aligera las pesadumbres. Éste es mi auténtico equipaje para las vacaciones.

10 comentarios:

Elena Rius dijo...

Bonita entrada, muy evocadora para todos los que hemos disfrutado de esos veranos de lectura voraz, anárquica y deliciosa. Por cierto, "Cuatro hermanas" me encantó a mí también.

Compañía de Libros dijo...

Hola Elena: me alegro que te gustara Cuatro Hermanas también. A Luis Solano, su editor, también le parece uno de los mejores libros de su catálogo. ¿Has leído El Quinto en discordia de Robertson Davies? Es otra joya.

oesido dijo...

Evocadora entrada: yo, en verano, de niño, leía novelas policiacas del montón que devoraba mi padre o libros de los Hollister, que traía mi hermana y que, por cierto, eran unos repelentes. Me gustó un montón El pájaro espectador, así que, mientras no yerres en tus consejos, te seguiré haciendo caso; probaremos con estas buenas hermanas ... Un besito

Compañía de Libros dijo...

Oe, yo de pequeña también leía Los Hollister, pero mis favoritos eran los libros de Puck, una chica danesa que estudiaba en un internado. Lo de estar interno me parecía realmente excitante.Me parece que tú no conservas esa visión "exótica" del internado. ¿O sí? Por otra parte, no me tengas mucha fe como crítica literaria, porque yo sólo recomiendo lo que realmente me llega y alguna vez, por fuerza, te desilusionaré. Ahora bien, si aceptas que esto puede ocurrir y ocurrirá, me encantará compartir contigo mis hallazgos literarios.

bibliobulimica dijo...

preciosa entrada...me has recordado mi niñez. Mi papa tenía un departamento en el mar, y nos íbamos para allá con mucho bloqueador y libros por leer. Lo hacíamos en el balcón, a la sombra, viendo a lo lejos el mar....precioso.
un beso,
Ale.

Compañía de Libros dijo...

Ale, me produce una gran alegría evocarte recuerdos felices. Un beso,
Cecilia

Teresa dijo...

Es cierto nos has transportado a la niñez, yo leía TBOs a kilos, poco libros en mi niñez, pero alguno caía.
Cuatro hermanas, precioso libro, una gozada.
Para mí este verano el libro ha sido "Angulo de reposo" muy recomendable.
Buen verano
Teresa

Compañía de Libros dijo...

Teresa: estoy de acuerdo con Wallace Stegner. Todos sus libro son impresionantes. Ah y yo también leía tebeos como loca.

loquemeahorro dijo...

Qué bonita entrada.

Yo leía lo que podía, que lo que había en mi casa, la etiqueta del champú, lo que fuera.

Ah, coincidimos en Agatha Christie que leí a conciencia durante mi adolescencia.

"Cuatro Hermanas", maravilloso, uno de los libros más completos y con más lecturas posible que he leído en muchos años.

Compañía de Libros dijo...

Loque bienvenida de tus vacaciones. ¿Quién no ha leído en verano las novelas de Agatha Christie? Somos legión. Qué maravillosas siestas intentando averiguar quién era el asesino...