Bienvenidos al blog de la readvolution

Bienvenidos al blog de la readvolution

domingo, 26 de junio de 2011

El arte de amargarse la vida


El libro de Paul Watzlawick debería ser regalo obligatorio para todos nuestros amigos/as con tendencia a encontrar culpables debajo de las piedras. Contra lo que pueda parecer no resulta nada fácil ser un amargado/a en condiciones. Para ello se requiere constancia en buscar los agravios, una práctica continua para incrementar el derrotismo, pesimismo y claro está: soliviantarse por cualquier memez. Es imprescindible asimismo mantener la firme creencia de que los otros causan todas nuestras desgracias: el mundo, los bancos, los vecinos, la suegra, el idiota de la oficina, la policía de tráfico.... Con la lectura de esta pequeña joya conseguiremos incrementar el numero de perfeccionistas de la teoría de la conspiración, de los que abundan en todo me sale mal (pero nada más que a mí), de los que consideran que los reveses del pasado nos hacen como somos y encima del futuro no se puede esperar nada bueno. Con un poco de pericia conseguirán reforzar sus obsesiones, minar su autoestima, incrementar su mala leche y sus paranoias. Y finalmente, entonces ya sí, tendremos un amargado/a como Dios manda.
Pero no penséis que Paul Watzlawick es un humorista o un excéntrico escritor de humoradas para bobos. Nos hallamos ante uno de los más prestigiosos psicoterapeutas del mundo. Así que de lo que escribe sabe latín.
Un libro práctico y que permite decir con humor a nuestro amigo/a: "vas por buen camino pero todavía te faltan conocer detalles muy efectivos".

4 comentarios:

oesido dijo...

Existen muchos aficionados del arte amargatorio; poner en sus manos este libro puede ser como regalarle un mechero a un pirómano; o quizá sea darles la oportunidad de graduarse cun laudem en el tema. ¡De ser un amargado, por lo menos serlo con todas las consecuencias! Tengo en mente varias personas a las que regalárselo. Gracias por el consejo

Compañía de Libros dijo...

Cuando uno ve reflejado su espíritu aguafiestas resulta más fácil entender que amargarse la vida afortunadamente sólo sirve para eso y para nada más. Oesido, yo tengo en mente también unos cuantos pero no sé si se tomarán muy bien las reflexiones del libro. Y es que los amargados, de sentido del humor andan bastante escasos.

bibliobulimica dijo...

tengo muchas ganas de leer este libro desde hace un buen tiempo así que ¡gracias por los enlaces!
un beso,
Ale.

bibliobulimica dijo...

que ya he visto que no eran enlaces sino íconos para otra cosa jajaja...un abrazo, Ale.