Bienvenidos al blog de la readvolution

Bienvenidos al blog de la readvolution

domingo, 20 de septiembre de 2009

Cinco primeras entradas de una lista de libros felices


¿Qué es un libro feliz?
La definición se la dejó a los humoristas de la blogosfera, que son muchos y muy locuaces. Seguro que gente como loqueahorroenpsicoanalisis.blogspot.com encuentra mil y historias para comentar este post. Mi labor como librera es propiciar encuentros entre gente alicaída o deseosa de pasar un buen momento con el libro en cuestión. Y no es fácil, porque los escritores, en general, prefieren el drama a lo liviano. ¿Un extraterrestre que se convierte en el duque de alba y es adicto a la pepsi y los churros? No es serio, pardiez. Y el humor, sí es serio, más aún: es contundente y necesario.
Si amplío la etiqueta a libros felices es porque, algunos libros, aún no conteniendo un ápice de humor (casi imposible,) transmiten esta sensación grata. Así que manos a la obra.

Mi lista de libros felices con las cinco primeras entradas :

Mi familia y otros animales (Gerald Durrell)
Cuando la familia Durrell se traslada a la isla de Corfú cada miembro del clan trata de buscar su sitio en el mundo. Jaleados por Spiros, el griego que habla inglés como el que habla esperanto, y comandados por mamá Durrell, se producirán mil y una incidencia pintoresca.

Brooklyn Follies (Paul Auster)

Empieza como un folletín venezolano, muerte, desolación, fracaso, abandono y termina como un capítulo de La Casa de la Pradera, con todos los Ingells juntos y felices.


Sin noticias de Gurb (Eduardo Mendoza)


El episodio del marciano intentando confeccionar una tortilla debería estar en los anales de la historia de lo jocoso. Mi escena favorita del libro es la del pobre que humildemente declara "pedir a domicilio" . Hay que leerlo.

Noticia Bomba (Evelyn Waugh)


El periodismo más vitriólico y ridículo que se puede leer. Tomo un comentario prestado de Borges y recogido en El País: "Evelyn Waugh ha declarado: 'Distracciones: comer, beber, dibujar, viajar, calumniar a Aldous Huxley. Odios: el amor, la buena conversación, el teatro, la literatura, el principado de Gales".


Un año en Provenza (Peter Mayle)

El problema de tener una casa en cualquier parte del mundo es que los amigos y menos amigos se animan y te visitan. Si queréis reíros un rato, disfrutar con el retrato de los meridionales franceses y seguir las trapisondas del bueno de Peter, leedlo.

El vizconde demediado (Italo Calvino)

En esta fábula del genial Italo Calvino, complementaria en lectura a las otras fábulas de nuestros antepasados: el baron rampante y el caballero inexistente, el vizconde tiene que aguantarse con una existencia muy insatisfactoria: en la batalla contra los turcos pierde la mitad de su ser bueno y se convierte en un ser odioso...
Y no cuento más.

13 comentarios:

loquemeahorro dijo...

Muchas gracias por tus amables palabras, aquí y en la blogoteca.

Caramba, qué responsabilidad! No sé si estaré a la altura...

No sé si yo sabría definir estos libros, pero SÍ puedo decir que efectivamente, me has pillado: Creo que Sin Noticias de Gurb debería regalarse a la puerta del metro, y en los hospitales, y en cualquier sitio que la gente necesite una palmadita en la espalda.

Y por supuesto estoy de acuerdo en que la literatura de humor y/o optimista es despreciada ¡mucho mejor un dramón de Buñuel, aunque sea un pestiño monumental! (con todos mis respetos a Buñuel, que Viridiana me encanta)

He leído también, de tu lista, B. Folies y El Vizconde de Mediado, aunque el que fue mi libro de cabecera mucho tiempo fue "El Caballero Inexistente" los demás me los apunto, of course.

Y te voy enlazar en mi blog (con tu permiso) para que mis amigüitos aficionados a los libros (casi todos mis lectores lo son) te conozcan.

lammermoor dijo...

He leído algunos de los que mencionas. De Durrell, añadiría los otros dos títulos de la trilogía y algún otro libro que tiene.
Delicioso suicidio en grupo encaja perfectamente en esta categoría de libros felices.

Anónimo dijo...

"Sin noticias" me hizo reír y lo regalé a un montón de gente. B folies me hizo sonreír y lo he dejado a mucha gente. Los demás no los conozco.
"Una lectora nada común" de Alan Bennett. Espero que os guste.
Me apunto tu blog.El mío por si quieres verlo es:
www.loslibrosdeteres.wordpress.com Un saludo
Teresa

loquemeahorro dijo...

Es verdad Lammermoor, "Delicioso suicidio en grupo" lo leí este verano, siguiendo las indicaciones de xGaztelu, y sí es un libro feliz.

Me vuelvo a apuntar el que dice Teresa, que hace tiempo vi en su blog.

Compañía de Libros dijo...

Loque, gracias por enlazarme, me encanta hacer nuevos amigos y no estar sometida a la tiranía de las horas, las citas... Es estupendo esto de comunicarse por el blog. Los dramones también están muy bien, en alguna circunstancia, cuando te apetece llorar a moco tendido y sufrir como una descosida. El caballero inexiste es genial y delicioso suicidio en grupo, Lammermour, es uno de mis libros más recomendados. Me encanta imaginarme a los suicidas, subidos a ese artefacto moderno de la La Torpe Veloz, en el episodio de Suiza (país donde cualquier cosa se tiene que votar). Por favor, no os perdáis a Aarto Pasilina, el autor de este libro, porque vale la pena de verdad. En cuanto a regalar Sin noticias de Gurb, es verdad, cuesta dos gordas y media y al cambio supone el mismo divertimento que ver Una noche en la ópera y asistir al despropósito de la escena del camarote con el plomero, la limpiadora, la niña del teléfono, los camareros y Groucho parloteando como loco mientras sigue entrando gente. Gracias por todas vuestras aportaciones. También recomiendo la de Anónimo: Una lectora nada común. ¡Es un libro para lectópatas!

Anónimo dijo...

Yo también te he enlazado en mi blog, ampliando amistades jejeje
mi blog es
www.loslibrosdeteresa.wordpress.com
un saludo
Teresa

javier ruiz dijo...

"El buen soldado Schwejk" es otro para esta lista.

vitruvia dijo...

A veces pasan cosas, casualidades, que te hacen presentir buenos momentos.
Vengo de rebote, de otro blog literario. Y me encuentro de pronto con una galegiña (como yo) en este gran espacio y con un blog con la misma plantilla que el mío primero (aun en el aire aunque aparcado). Creo que nuestra común afición a la lectura puede depararnos buenos momentos en el futuro.

Un saludo

Compañía de Libros dijo...

Javier, no he leído el título que propones aunque sé de él y me lo apunto. Gracias por tu aportación. Vitruvia, qué ben unha galeguiña polo ciberespacio con afición lectora! Hai moitos libros dos que poder falar. Verdade? Benvida a nuncatehagaslibrero.

Lucía dijo...

Acabo de leer "Divina Providencia" de Valérie Tong Cuong. La escritora no está a la altura de los escritores que nombras pero el libro te deja una sonrisa al final.
El que sí está a la altura de tu entrada es Botchan de Soseki. Uno de los mejores.
Un saludo.

Jean Val Jean dijo...

Siendo la cosa de felices poco puedo opinar, ya que cada uno la procura como puede y allá donde la presuponga. Me chirrría algo Paul Auster, no sé algo ligero, pero en fin, venga la felicidad como y de donde sea

Abracadabra dijo...

He llegado aquí de casualidad, a través del club Kiriko. Porque a pesar de las advertencias, yo también me he convertido en Librera, aunque de libros infantiles. Pero cuando llego a casa lo que me gusta es leer una buena novela.
Estoy de acuerdo contigo en lo divertido que es Sin noticias de Gurb, lo lei hace ya algunos años, pero no dejo de recomendarlo a mis amigos, e incluso prestarlo...
Me alegro de haber encontrado tu blog, tomaré nota de tus recomendaciones.

Compañía de Libros dijo...

Abracadabra enhorabuena!!! Me alegro que nuncatehagaslibrero te suene a música celestial. La idea de la especialización es buena, así que adelante, con ilusión y buenos alimentos. En cuanto a mis recomendaciones, créeme que están hechas desde la subjetividad y la pasión. No creo en la objetividad y sí en el contagio. La idea de los libros felices aparece en mis conversaciones de forma recurrente porque hay momentos en que necesitamos un poquito de engaño o por lo menos una lente distorsionada que nos haga olvidar tantas cosas... Gracias por tu comentario.